RESEÑA | The Giver #2: En busca del azul, de Lois Lowry

domingo, 13 de septiembre de 2015


En busca del azul (The Giver #2) | Everest | 14,19€ | 251 págs. 


Nora, una huérfana coja de nacimiento, vive en un mundo donde los "débiles" son dejados de lado. Teme por su futuro hasta que el poderoso Consejo de Guardianes la perdona. La razón es que Nora posee un don especial para bordar. Mientras su talento la mantiene viva y le supone ciertos privilegios, se da cuenta de que está rodeada de misterios y secretos. ¿Logrará averiguar la verdad acerca de lo que hay más allá de los límites de su poblado?

RESEÑA SIN SPOILERS

Nora es una chica coja de nacimiento que vive en un pueblo donde las personas "inútiles", por decirlo de alguna manera, son rechazadas por la sociedad, y a esas personas las envían al Campo, para que las fieras se ocupen de ellas. A Nora no la enviaron al Campo por su madre, ya que ella se opuso a que se la llevaran. El caso es que la madre de Nora ha muerto por una enfermedad, y ahora que ella no está, las mujeres de ese pueblo quieren deshacerse de Nora y enviarla al Campo. Pero el Consejo de Guardianes, que decide su futuro, por así decirlo, decide que Nora tiene un don para bordar (heredado de su madre) y la dejan vivir en esta sociedad, con la condición de trabajar.

"Pasa algo cuando manejo los hilos. Es como si ellos supieran solos las cosas, y mis dedos no hicieran más que seguirles."

Antes de empezar con mi opinión personal, tengo que decir que la primera parte de esta saga, El Dador de Recuerdos (reseña AQUÍ), no tiene que ver con esta segunda parte. O sea, que en realidad forman parte de una saga, pero son libros más o menos independientes. Así que, con esta aclaración, voy a decir una palabra que describe a mi parecer este libro: insustancial.

Esta segunda parte me ha dejado bastante descolocada; a mí las historias que tratan de una crítica a la sociedad que rechaza a las personas discapacitadas me suelen atraer por las enseñanzas que contiene, pero este libro en particular no me gustó nada. No por el hecho de que no critique esta sociedad, al contrario, el mensaje que contiene este libro es de las pocas cosas que me ha gustado de esta novela. No me ha gustado básicamente porque no le veía un final a este libro, había muchas páginas que no te daban nada nuevo, y la "chicha" del libro, se encuentra al final, y también me ha parecido bastante flojo.

"Enorgullécete de tu dolor", le había dicho siempre su madre. "Eres más fuerte que los que no tienen ninguno".

Al igual que la primera parte, voy a aclarar que son novelas middle-grade, y al ser para personas un poco más jóvenes que yo, iba con la mente abierta, igual que en El Dador de Recuerdos. Pero El Dador me ha dado y me ha aportado cosas que a este libro le faltaban. En este libro los personajes me han parecido aún más planos que en El Dador, sólo sabías quién eran si decían algo de su profesión, o si decían el nombre.

Creo que la historia no te aporta nada nuevo, sólo una crítica a las personas que se burlan y se avergüenzan de las personas con una deformidad o discapacidad, y en este libro Lois Lowry me ha decepcionado bastante.

La historia no te lleva a ninguna parte, sólo te explica unos hechos y punto, y tampoco evoluciona. Eso me ha parecido bastante increíble de ver, porque obviamente los libros te llevan a una conclusión, y he sentido que este libro no me ha dado lo que yo esperaba.

Los personajes, como he dicho antes, no tienen ninguna personalidad. Tenemos a Tomás, a Mat y a su perro, a Lol y a Jacobo. Pocas personas más salen en esta historia. El único personaje que se salva es Mat, un niño pequeño amigo de Nora que me ha parecido muy simpático y que sí que tiene una cierta personalidad.

¿El final? No me he quedado conforme. Nora podría haber elegido el camino correcto, pero ha optado por vivir en una sociedad donde la discriminan y donde sabe que la van a explotar. Como he visto en algunas reseñas, la gente lo pone como predecible, pero a mí no me lo ha parecido. Eso es otro de los puntos a favor de esta novela.

Esta novela es un tanto cruda, más que la primera parte de esta saga. La sociedad está consumida por la pobreza, no saben lo que es el agua caliente, y la envidia mala corre por las calles. Esta novela se salva por las enseñanzas y los sentimientos que te transmiten. Pero se lee muy rápido, yo me lo leí en una tarde, y si quieres desconectar de novelas extensas sí que te recomiendo esta parte. Es un libro filosófico, y cargado de enseñanzas que te hacen pensar pero con una profundidad en la trama muy pobre.

2/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario

By WO Designs. Con la tecnología de Blogger.