RESEÑA | Cazadores de Sombras #5: Ciudad de las Almas Perdidas

domingo, 14 de junio de 2015

TÍTULO ORIGINAL: City of Lost Souls
AUTOR: Cassandra Clare
EDITORIAL: Destino
PÁGINAS: 512
PRECIO: 17,95€
SAGA: Cazadores de Sombras #5

Jace es ahora un sirviente del mal, vinculado a Sebastian por toda la eternidad. Sólo un pequeño grupo de cazadores de sombras cree posible su salvación. Para lograrla, deben desafiar al Cónclave, y deben actuar sin Clary. Porque Clary está jugando a un juego muy peligroso por su propia cuenta y riesgo. Si pierde, el precio que deberá pagar no consiste tan sólo en entregar su vida, sino también el alma de Jace.
Clary está dispuesta a hacer lo que sea por Jace, pero ¿puede seguir confiando en él? ¿O lo ha perdido para siempre? ¿Es el precio a pagar demasiado alto, incluso para el amor?

ATENCIÓN: CONTIENE SPOILERS

Con la decepción que me llevé con Ciudad de los Ángeles Caídos, dudaba mucho de si me iba a gustar tanto como yo deseaba, pero obviamente me equivocaba. Estoy casi segura de que es el libro que más me ha gustado de la saga. 
El final de Ciudad de los Ángeles Caídos te deja con unas ganas impresionantes de continuar, y por mi ritmo de lectura con esta saga, no dudé en seguir pocos días después.

Ciudad de las Almas Perdidas comienza justo cuando Jace desaparece, junto al cuerpo "inerte" de Sebastian. La Clave está buscando a Sebastian, y obviamente nuestros protagonistas no se quedan de brazos cruzados: Clary está de los nervios, y Simon, Jordan, Isabelle, Alec, Maia y Magnus intentan buscar de alguna forma a Jace, con la esperanza de que siga vivo.

El caso es que Jace y Sebastian aparecen en casa de Luke, super amiguitos, y como si no hubiera pasado nada. Hay una discusión y casi se cargan a Luke. Ahí casi me da algo, porque a mí Luke me encanta (aunque no le des tanta importancia últimamente, señorita Cassandra Clare).

Y bueno, nuestra Clary, la chica impulsiva y temeraria que conocemos, se lanza a por todas. Se va con Jace a un lugar donde no pueden encontrarla, ni a ella ni a nadie, porque hay como un vacío cósmico que yoquesequéesquenomeenterodenada, y sólo va acompañada de un anillo con el que puede comunicarse por telepatía con Simon, que también lleva un anillo.

A partir de todo esto se desarrolla el libro de una manera espectacular, comenzamos a ver los pequeños secretos que tiene Sebastian, y los planes que piensa hacer realidad, y en los que Jace va a tener que acompañarle porque está unido a él.
Los demás, intentan buscar algo para desligar a Sebastian de Jace, aún sabiendo que es prácticamente imposible hacerlo, y se enfrentan a varios problemas que me han dejado los pelos de punta.

Estos cambios tan intermitentes de ambientación me han gustado bastante. Clary, Jace y Sebastian van viajando de un lado a otro, y vemos cómo es la convivencia entre ellos (que no es que evolucione mucho su relación). Clary está disgustada, porque sabe que Jace no es realmente Jace, y quiere contenerse porque la tensión entre ellos es muy grande (por si no os acordáis, nuestra parejita que ha estado toda la saga enamorada todavía no ha consumado, y eso).
Trasladándonos a Brooklyn, tenemos a Alec, Isabelle, Magnus, Simon, y Jordan y Maia, que intentan buscar una solución al problema de Jace y Sebastian, y se encuentran con varios problemas, ya sabéis, invocaciones, jugarse la vida, esas cosas que haces cuando eres un adolescente..


Basándonos en la trama en sí, me parece el libro más espectacular que he leído este año (junto a Insurgente, obviously), el que más me ha gustado de la saga, y creo que se ha convertido en uno de mis favoritos de toda la vida. De verdad, no os podéis imaginar mis sentimientos hacia este libro.
Después de llevarme la gran decepción con Ciudad de los Ángeles Caídos (reseña aquí), no esperaba gran cosa con este libro, pero con ese final no pude esperar y tuve que coger en seguida Ciudad de las Almas Perdidas. Y claro, como siempre hace esta autora, me sorprendió; pero me sorprendió como nunca lo había hecho.

Es una de las entregas de la saga más complejas que hemos visto. Vemos por fin la cara más vulnerable de Isabelle, cómo la relación entre Magnus y Alec no es tan perfecta como nos la pintan al principio, también vemos a un Simon mucho más maduro, que aun estando de los nervios consigue hacernos reír con sus comentarios ingeniosos, y la evolución en la relación entre Jordan y Maia, que si ahora estáis leyendo esta reseña porque queréis spoilearos (fatal por vuestra parte), Maia forma parte de la manada de Luke, que conocemos en el segundo libro (Ciudad de Ceniza), y a Jordan lo conocemos en Ciudad de los Ángeles Caídos.

Creo que en este libro vemos que la Clave de verdad no sabe racionar las cosas, o sea, vale que
Sebastian sea una mala persona, eso es un hecho, pero seguro que hay una solución que no implique matar a uno de los vuestros (que por cierto, es el mejor de todos vosotros).

En las últimas 50-100 páginas casi me da algo (cabe añadir que 50-100 páginas son unos dos capítulos). Entre que Isabelle por fin reconoce por qué es tan fría (que por lo menos yo ya lo suponía), y sobretodo, reconoce sus sentimientos hacia Simon, la relación quebrada entre Magnus y Alec (sí, lloré como una desgraciada), y la batalla final que me dejó sin aliento, de verdad que estuve apunto de llamar a la ambulancia porque se me paraba el corazón por momentos. O sea, lo que no puedes hacer, Cassandra Clare, amiga mía, es hacernos creer que Jace ha muerto por culpa de Clary, o sea, de verdad, no. Cassie, cielo, si estás leyendo esto: DEJA DE HACERNOS SUFRIR ASÍ. 

Admito que ese final (el mensaje de Sebastian) no me ha dejado con tantas ganas de leer, y además, con un tocho de casi 700 páginas en mis estanterías y en épocas de exámenes, no tengo tiempo. Aun así, aunque no me haya dejado con esas ganas, sigo queriendo más, quiero saber cómo sigue la relación entre los personajes (que por si no os habéis dado cuenta, si no recuerdo mal no queda ningún personaje principal soltero, ahí lo dejo), quiero saber qué cojones le está pasando a Jace, QUIERO SABER SI MATAN A SEBASTIAN POR FIN, quiero saber si por fin hay boda entre Luke y Jocelyn, por dios, y también, obviamente, quiero, necesito, debo, tengo que saber si Magnus y Alec siguen juntos
porque, de no ser así, lloraré. Lloraré mucho.

Ciudad de las Almas Perdidas me ha dejado con un muy buen sabor de boca, me ha apasionado, y tengo que decir que aunque sea un pequeño tocho de 500 páginas, me lo ventilé en 1 día. Sí, no tengo vida social, qué pasa.
De verdad, leedlo, leed la saga porque no os va a dejar indiferente, y si habéis leído el primero pero no os ha enganchado, leed el segundo y el tercer libro, y no podréis separaros de esta saga.

5/5 (No podía poner menos)

"¿Es tu vampiro interior diferente de... tu vampiro exterior?" "Sin duda. Él quiere llevar camisas que dejen el ombligo al descubierto y un sombrero fedora. Me estoy resistiendo". "¿Así que tu vampiro interior es Magnus?" Simon Lewis, Clary Fray

" Tú nunca has hecho ni la más mínima cosa por mí desde que me convertí en vampiro. En vez de eso, has hecho todo lo que has podido para fastidiarme la vida y matarme. Así que, si lo quieres en lenguaje de vampiros, me representa un gran placer, mi señor, deciros ahora: y una mierda". Simon Lewis a Raphael Santiago

"Hay algunas personas a las que el universo parece haber escogido para un destino especial. Favores especiales y tormentos especiales. Dios sabe que a todos nos atrae lo que es hermoso y está roto; a mí me ha pasado. Pero hay gente que no se puede arreglar. O si se puede, sólo es por medio de un amor y un sacrificio tan grandes que destruyen al que se lo da". Magnus Bane 

"Se sentía como si sólo consiguiera rozar la felicidad; siempre que miraba a su amado, la felicidad se le volvía a escapar. ¿Cómo podía a la vez ser Jace y no ser Jace? ¿Cómo se podía tener el corazón roto y ser feliz al mismo tiempo?" Clary Fray

 "Jocelyn. La educaste para ser una buena persona. Alguien con valores, que cree en el bien y en el mal, y trata de ser buena. Como siempre has hecho tú. No puedes educar a un niño para que crea lo contrario de lo que crees tú. No me parece que ella crea que no puede morir. Piensa, como siempre has hecho tú, que Clary piensa que hay cosas por las que vale la pena morir". Luke Garroway, Jocelyn Fray

 "De repente, la mano de Jace estaba húmeda por donde se la cogía, y éste se dio cuenta de que Isabelle estaba llorando, y sus lágrimas le salpicaban. Lloraba por él, porque lo quería; incluso después de todo lo que había sucedido, aún lo quería. Ambos lo querían". Jace Lightwood

"Viniste a buscarme. Me salvaste cuando casi todos los demás se habían rendido, e incluso los que no se habían rendido no sabían que hacer. ¿Crees que no sé por lo que pasaste? ¿Cómo puedes creer que podía estar enfadado contigo?" Jace Lightwood a Clary Fray  

2 comentarios:

  1. ¡Hola Sara! ¿Cómo estás?
    A mi en este libro me cayó bastante mal Clary porque peca de ser demasiado impulsiva pero admitiré que el final me dejó picadísima y recuerdo que sufrí la espera hasta Ciudad de Fuego Celestial. Me alegra que te haya gustado muchísimo y espero que disfrutes igual o más, la última entrega.

    Te mando un saludo enorme<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! A mí Clary ya no me sorprende, no me puede caer mejor o peor porque sé que va a seguir siendo impulsiva, aunque le cueste la vida... Pero es verdad que estuve apunto de tirar el libro por la ventana por su culpa!!!
      Ya he terminado los exámenes, así que en nada me voy a poner con Ciudad del Fuego Celestial, aunque me de mucha pena terminar la saga principal!!!

      Saludos guapa! :)

      Eliminar

By WO Designs. Con la tecnología de Blogger.