TOP TEN TUESDAY #3 | Recomendaciones anti-estrés

martes, 12 de mayo de 2015

¡Buenas!
¿Cómo lleváis la semana? Hoy os traigo mi tercer Top Ten Tuesday, y esta semana se trata de unas pocas recomendaciones más refrescantes y que te evadan del día a día y del estrés de los últimos exámenes, para ir variando y dejando un poco de lado la fantasía y distopías, que son algo más profundo y pesado.

La semana pasada estuve de exámenes y no tuve prácticamente nada de tiempo para subir este Top Ten que tenía previsto, así que de alguna forma intentaré compensarlo!


Por si no lo sabéis, el Top Ten Tuesday o TTT consiste en ir añadiendo una entrada cada martes de cada semana con cualquier tema en concreto. No tiene que ser necesariamente un top 10, puede ser un top 7, o incluso un top 5, la cuestión es ir haciendo tops cada martes de cada semana:
 Top Ten Tuesday #1: Citas favoritas
 Top Ten Tuesday #2: Libros que quiero releer

Así que, habiendo dejado mis anteriores TTT y presentando esta pequeña iniciativa, vamos con las recomendaciones para estas temporada de estrés:


1. Mareas, de Emily Snow
Cuando la joven actriz Willow Avery sale de rehabilitación descubre que solo le queda una última oportunidad para intentar arreglar su carrera antes de entrar definitivamente en la lista negra de todos los directores de Hollywood. O al menos eso es lo que le dicen sus padres y su agente. En realidad, a ella el cine no le importa lo más mínimo y sólo desea recuperar a sus amigos y seguir con su vida.
Pero Willow está arruinada y, le guste o no, actuar es lo único que sabe hacer. Por eso acepta protagonizar una película ambientada en las paradisiacas playas de Hawái en la que deberá trabajar con Cooper, el atractivo surfista encargado de entrenarla para su nuevo papel. Cooper tiene los ojos más azules que ha visto y el acento australiano más sexy que ha escuchado y es diferente a todos los chicos que ha conocido. Y lo más importante: no quiere utilizarla.
Pero cuando el pasado irrumpa de nuevo en su vida, Willow tendrá que elegir entre la chica que era y la mujer en la que puede convertirse… o arriesgarse a perder al hombre del que se está enamorando.

Mareas es un libro que me gustó mucho por la frescura que desprende, ya que se desarrolla en una playa y es una historia romántica entre dos personas con problemas personales. Los personajes no están muy elaborados, pero se agradece, ya que la historia se desarrolla más rápidamente, y la cuestión es desconectar de las sagas y los libros pesados, al fin y al cabo ¿no?

1. Percy Jackson y el ladrón del rayo, de Rick Riordan
¿Qué pasaría si un día descubrieras que, en realidad, eres hijo de un dios griego que debe cumplir una misión secreta? Pues eso es lo que le sucede a Percy Jackson, que a partir de ese momento se dispone a vivir los acontecimientos más emocionantes de su vida.
Expulsado de seis colegios, Percy padece dislexia y dificultades para concentrarse, o al menos ésa es la versión oficial. Objeto de burlas por inventarse historias fantásticas, ni siquiera él mismo acaba de creérselas hasta el día que los dioses del Olimpo le revelan la verdad: Percy es nada menos que un semidiós, es decir, hijo de un dios y una mortal. Y como tal ha de descubrir quién ha robado el rayo de Zeus y así evitar que estalle una guerra entre los dioses. Para cumplir la misión contará con la ayuda de sus amigos Grover, un joven sátiro, y Annabeth, hija de Atenea.

Cualquier libro de Percy Jackson es bueno para desconectar. He escogido el primero como podría haber escogido el último, pero vamos, que todos son muy frescos y diferentes a lo que nos solemos encontrar en la literatura juvenil, ya que trata de mitología griega, un tema bastante interesante, desde mi punto de vista.


2. Firelight, de Sophie Jordan
Un secreto ancestral. Ella y él son enemigos mortales. Un amor imposible los quema...
Jacinda no es una chica común. Desciende de dragones que pueden adquirir forma humana y ocultarse de los predadores que los persiguen. Su clan la tiene bajo control, ya que ella es la última de su especie: una bella y poderosa draki de fuego, comprometida con el príncipe heredero. Pero un encuentro fortuito obliga a Jacinda y a su hermana gemela a huir de su comunidad y adentrarse en el mundo de los humanos. Ella luchara por evitar que sus instintos se apaguen, aunque esto signifique acercarse a su adversario, un enemigo tan atractivo como peligroso, capaz de encenderla con solo mirarla.

Firelight se trata de una trilogía muy ligera y que se lee muy rápidamente, además de que la edición es preciosa. Trata sobre unos dragones bastante peculiares, es decir, son medio humanos, medio dragones, y la historia en sí trata sobre el amor, el miedo, la importancia de la familia, la autoestima, y varios temas que se agradecen que estén escritos de una forma tan amena, aunque sea de fantasía.


3. Eleanor & Park, de Rainbow Rowell
« —Bono conoció a la que sería su mujer en el instituto —dijo Park.
   —Sí, y también Jerry Lee Lewis —contestó Eleanor.
   —No estoy bromeando.
   —Pues deberías. Tenemos 16 años —dijo ella.
   —¿Y qué pasa con Romeo y Julieta?
   —Superficiales, confundidos y, posteriormente, muertos.
   —Te quiero, y no estoy bromeando —le dijo Park.
   —Pues deberías.»

Una historia de amor entre dos outsiders lo bastante inteligentes como para saber que el primer amor nunca es para siempre, pero lo suficientemente valientes y desesperados como para intentarlo.

Este libro es bastante popular en la comunidad de booktube y youtube de literatura juvenil, y es un libro muy ameno donde los personajes son los que destacan, por su peculiaridad, su aspecto y sus problemas personales, entre otras cosas. La historia es muy simple, pero con un trasfondo muy profundo que no te deja indiferente.


4. The Duff, de Kody Keplinger
Bianca no se considera la más guapa del instituto, pero sí demasiado lista para dejarse engañar por el atractivo y mujeriego Wesley Rush. Por eso, cuando Wesley la llama Duff -apodo que utiliza para referirse a la chica menos agraciada de un grupo de amigas-, lo último que ella espera es acabar besándose con él.

Pero ha pasado y, aunque lo odia con todas sus fuerzas, el beso le gusta. Y sin apenas saber cómo, empiezan una relación secreta de amigos (o enemigos) con derecho a roce.

Poco a poco, Bianca descubrirá que tienen algo en común: ambos esconden un problema familiar. Resulta, además, que él la comprende y la escucha. De pronto se da cuenta, con horror, de que tal vez haya algo más que sexo entre ellos.

Este es un libro con una historia bastante simple, aunque trata de un tema que suele ser bastante tabú entre la literatura juvenil, como es el sexo, y lo expresa de una forma muy natural, como debe ser. También tiene un trasfondo bastante importante hoy en día en nuestra sociedad, que es lo que hizo que se convirtiese en uno de mis libros favoritos.


5. Canciones para Paula, de Blue Jeans
Paula, una joven a punto de cumplir los 17, se ha citado con Ángel, un chico de 22 años al que ha conocido chateando. Está nerviosa e ilusionada. Los minutos pasan y el chico no llega, por lo que ella decide meterse en un café cercano. Allí tiene un divertido encuentro con Álex, un desconocido, que casualmente está leyendo el mismo libro que ella. Ambos son jóvenes y guapos... Álex tiene que irse precipitadamente porque tiene un compromiso. Cuando Paula ya se dispone a salir, aparece Ángel y se disculpa por el gran retraso. Él es periodista y esa tarde ha tenido que entrevistar a Katia, la cantante de moda...

Canciones para Paula es un libro que a simple vista parece extenso, pero que es muy fácil de leer por su ligereza y por su contenido. No es el mejor libro que vayas a leer en el año, pero es bastante entretenido y sirve para pasar el rato, que al fin y al cabo es lo que pretendo recomendar.


6. Corazón de mariposa, de Andrea Tomé
Victoria y Kenji comparten un secreto: las cicatrices que recorren sus muñecas. Para ella, los días transcurren contando calorías e intentando que su hermana no la obligue a comer más de lo que ella considera suficiente. Él vive escondiendo las marcas de su pasado bajo tatuajes y trabajando de sol a sol en un bar para amantes del rock. Ambos están solos, aislados del mundo. Hasta que Kenji descubre a Victoria en los baños del bar donde trabaja rodeada de un charco de sangre. Todos creen que ha intentado suicidarse, porque sufre anorexia, porque su novio acaba de dejarla, porque en definitiva parecía inevitable. Pero nadie la entiende realmente hasta entonces. Victoria y Kenji se mueven a la velocidad de la vida e, inevitablemente, acabarán encontrándose.

No voy a negar que este libro trata de unos temas bastante fuertes, como es la anorexia y la depresión, entre otros trastornos psiquiátricos. Aun así, yo me siento muy identificada con la protagonista al haber pasado una época, digamos difícil, y me siento agradecida al saber que este libro está escrito de una forma que no te haga sufrir mucho y que puedas mirar más allá de lo que es la anorexia en sí. También trata de los cortes, las cicatrices que se hacen las personas en las muñecas, y bueno, es algo que se está magnificando mucho por las redes sociales como tumblr -cosa que no me parece nada bien-, y que se trata de una forma bastante delicada, y es algo que se agradece. Al ser un libro con un trasfondo tan duro, se agradece estar escrito de una forma muy amena, y que la finalidad de este libro es ver cómo dos personas, al enamorarse, pueden llegar a superar problemas que ni siquiera pensaban que pudieran llegar a salir de ellos.


7. El teorema Katherine, de John Green
Una historia tocada por la emoción de un road trip, en una trama que combina de forma magistral golpes de humor, brillantes reflexiones sobre el amor y diálogos cargados de vida. Según Colin Singleton existen dos tipos de persona: los que dejan y los que son dejados. Él, sin duda, pertenece al segundo. Su última ex, Katherine XIX, no es una reina, sino la Katherine número diecinueve, que le ha roto el corazón. Para escapar de su mal de amores, y con el propósito de hallar un teorema que explique la maldición de las Katherine, Colin emprende junto a su amigo Hassan una aventura que le llevará a Gutshot, un pueblecito de Tennessee, y a la sospecha de que en la vida la inteligencia no siempre es la mejor compañera de viaje.

Como la mayoría de las personas sabemos, John Green es el autor de Bajo la misma estrella, el bestseller que fue un boom increíble el año pasado. Para no ser repetitiva respecto a muchos otros blogs -no digo que los otros blogs lo sean, es en el sentido de que siempre se tiene en cuenta Bajo la misma estrella como la única novela de John Green-, he decidido añadir a la lista El teorema Katherine, que va bastante en la onda de John Green: el hecho de ser recordado, y de hacer cosas de las que te puedas sentir orgulloso. Sin ninguna duda es un libro con el que te ríes muchísimo, y que yo creo que los personajes no presentan una profundidad muy destacada, pero que igualmente me parece bastante interesante el libro en sí, ya que nuestro protagonista intenta crear una fórmula para medir la "vida" de una relación.


8. Amy y Roger, de Morgan Matson
Para encontrar el verdadero camino, a veces tienes que perderte...
Amy no quiere que llegue el verano. Su madre ha decidido mudarse la otro extremo de los Estados Unidos, y ahora Amy tiene que llevar el coche de California a Connecticut. El problema es que, desde la muerte de su padre en un accidente de tráfico, no se siente capaz de ponerse al volante. Y aquí entra Roger, un amigo de la infancia que también debe viajar al otro lado del país, y que carga con sus propios problemas.
A medida que avanzan, ambos descubrirán que las personas que menos esperas pueden convertirse en las más importantes y que a veces es necesario dar algunos rodeos para llegar a casa.

Amy y Roger es un libro muy fácil de leer, y que sin darte cuenta aprendes muchísimo de Estados Unidos, ya que la trama se centra en el road trip que realizan los protagonistas. Aunque es un libro bastante ameno y básico, tiene unos personajes bastante normales pero que presentan una evolución a lo largo del libro, sobretodo nuestra protagonista femenina. Es algo que me gustó muchísimo y que para mí suma muchos puntos.



9. Pulsaciones, de Javier Ruescas y Francesc Miralles
Elia se acaba de despertar de un coma y está un poco perdida. Lo último que recuerda es un concierto y una frase: "No puedo devolverte la canción, pero puedo mostrarte cómo danzan los peces". Ahora que sus padres le han comprado un Smartphone, Elia por fin tiene acceso al Heartbits (un programa en la línea del WhatsApp) y los lectores somos testigos de todas sus conversaciones. Con la ayuda de su mejor amiga, Sue, Elia intentará recuperar los tres días que ha olvidado y, mientras tanto, conocerá a Tommy, un estadounidense que viene de intercambio a España; a Marion, una chica con media cara quemada que asiste a su terapia de grupo, y a Phoenix, un desconocido al que le encantan los aforismos.

Este libro, además de ser muy muy finito, es bastante ameno, ya que todo el libro transcurre a través de mensajes de texto, y eso es algo que a mí me llama mucho la atención. Creo que el hecho de hacer una novela en forma de diálogos es un reto que me parece bastante conseguido, y esta forma de narrar tan directa y simple es muy buena para desestresarnos en épocas de exámenes o de estrés a secas.


10. Maravilloso Desastre, de Jamie McGuire

Abby Abernathy no bebe, no se mete en líos y trabaja muy duro. Cree que ha enterrado su oscuro pasado, pero cuando llega a la universidad un rompecorazones pone en peligro su sueño de una nueva vida.

Travis Maddox, sexy, musculoso y cubierto de tatuajes, es el tipo de chico que atrae a Abby, justamente lo que quiere evitar. De noche gana dinero en un club de lucha itinerante, y de día es el seductor más popular del campus. Toda una mezcla explosiva.

Intrigado por el rechazo de Abby, Travis intenta colarse en su vida proponiéndole una apuesta que lo cambiará todo...

¿Un desastre imminente o el inicio de algo maravilloso?

Como muchos sabréis, este libro ha tenido mucha polémica, por los clichés que tiene y por ser la típica novela juvenil de: niña buena con un pasado se encuentra con un chico malo que está buenísimo, la vida de la niña buena se pone patas arriba por el chico malo y los dos se enamoran.
Dejando de lado los clichés y los personajes, que no me parecen muy bien hechos, es una novela que disfruté bastante, y es muy adictiva, todo hay que decirlo, y obviamente no hace falta decir que no tiene calidad literaria, pero aun así te engancha de una manera que no puedes parar de leer.


Y bueno, hasta aquí mi top 10 de novelas anti-estrés. Siento mucho estar tan ausente últimamente, lo compensaré en cuanto pueda, lo prometo!
Y vosotros qué, ¿habéis leído alguna de estas novelas? ¿Me recomendáis alguna novela fresquita para esta temporada?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

By WO Designs. Con la tecnología de Blogger.