RESEÑA | Cazadores de Sombras #3: Ciudad de Cristal

sábado, 23 de mayo de 2015

TÍTULO ORIGINAL: City of Glass
AUTOR: Cassandra Clare
EDITORIAL: Destino
PÁGINAS: 534
PRECIO: 17,95€
SAGA: Cazadores de Sombras #3


Arriesgando su vida, Clary no duda en entrar en la Ciudad de Cristal sin permiso. Además, ha conocido a un misterioso y encantador cazador de sombras llamado Sebastian y está decidida a descubrir los secretos de su pasado familiar. Pero otras urgencias la apremian: lidiar con la insolencia de Jace; reencontrarse con Simon; y, sobre todo, conseguir que licántropos, vampiros y cazadores de sombras dejen a un lado sus diferencias y aúnen fuerzas para vencer a Valentine. ¿Lo conseguirá?


ATENCIÓN: CONTIENE SPOILERS


La verdad, no estoy muy segura de por qué me gusta tanto esta saga. Creí que mi super fangirleo se acabaría tarde o temprano, pero bueno, al igual que la primera vez que leí Ciudad de Cristal, morí de amor. Literalmente. Creo que estuve la mitad del libro llorando con las citas tan sumamente preciosas, y creo que no soy la única que ha amado a Sebastian como el nuevo villano de este libro (sí, no lo escondáis).

Para ponernos en situación, el libro comienza básicamente cuando termina Ciudad de Ceniza. A Clary le han dicho quién puede hacer que su madre despierte, y debe ir a Idris para conocer a esa persona: Ragnor Fell. Pero claro, el salvador de Clary, Jace, obviamente se opone a esa idea, e intenta evitar a toda costa que Clary llegue hasta Alacante. A partir de estos hechos la historia se embrolla por culpa de Valentine, que tiene amenazados a todos los cazadores de sombras.

Me parece que la historia me ha gustado tanto por el hecho de haber cambiado de escenario. Cassie Clare nos tenía acostumbrados a Brooklyn, y ya era hora de hacer un pequeño cambio que diera un vuelco a la historia. En este caso nos lleva a Idris, que es la ciudad de origen de todos los cazadores de sombras, y me ha parecido muy interesante conocer la cultura de los cazadores de sombras y cómo funciona su vida dentro de la ciudad.

En este libro hemos podido conocer más a fondo también a la Clave, o el Cónclave, como queráis
llamarlo. A mí me ha parecido una sociedad bastante retrógrada, y en cierto modo entendía por qué Valentine deseaba su destrucción, con toda la corrupción que hay, aunque obviamente sin llegar a esos extremos. También gracias a Magnus, como siempre, volvemos a encontrarnos con la madre de Clary, Jocelyn Fairchild, que bueno, no me gusta especialmente, pero me ha parecido emocionante conocer su historia, y averiguar por qué le ha ocultado tan secretamente este mundo a Clary.

El hecho de que Simon cobre más protagonismo en la historia me ha gustado, al ser el vampiro diurno tiene todas las miradas posadas en él, y ya era hora de encontrarse con gente que le tema. También nos encontramos con la historia de Clary y Jace, que me ha hecho soltar más de una lágrima (aunque también tengo que decir que soy muy llorica), y conocemos por qué tienen esos "poderes", por así llamarlos, tan interesantes e importantes. Me ha impactado mucho ver que hay un ángel prisionero en la antigua casa de Valentine y Jace, ya que ahí se demuestra cómo de malo es Valentine. Sabía que era una amenaza, pero no sabía hasta qué punto.

Creo que en este libro me he enamorado completamente de Jace. No nos confundamos, en los otros también le amaba, es mi novio forever and ever, y todo eso, pero vamos, que este libro ha sido lo que me faltaba para quedarme prendada de él. Se le nota hasta en la mirada (sí, sé que no le veo realmente, pero me lo imagino) lo enamorado que está de Clary, lo que haría por ella. Ojalá alguien pudiera amarme tanto como Jace ama a Clary. Literalmente Jace daría la vida por ella, y bueno, tampoco hablemos de ella, porque todos los que hemos leído el libro sabemos que Clary ha renunciado a todo lo que quiere, a todos sus deseos, por él.
Cuando me enteré de que Sebastian era el hermano de Clary, di un brinco de alegría, ya que eso permitiría que Clary y Jace estuviesen juntos; aunque en el fondo sabía que Clare no nos lo pondría tan fácil en cuanto a su relación.

"Y luego averiguar que el motivo de que sintiera de ese modo... Como si fueses una parte de mí que había perdido y que jamás había sabido que me faltaba hasta que volví a verte... que el motivo era que eras mi hermana; pareció una especie de chiste cósmico. Como si Dios me estuviese escupiendo. Ni siquiera sé por qué; por pensar que realmente podía conseguir tenerte, que era merecedor de algo así, de ser tan feliz. No podía imaginar qué era lo que había hecho para recibir ese castigo...".

También conocemos un poco más la relación de Magnus con Alec, que me encanta, claro, y vamos viendo la evolución de su relación, cómo Magnus le abre el corazón a Alec, y Alec se "libera" de alguna forma de lo que siente por Jace. Ya era hora de que pasase eso, porque en el primer libro sufrí bastante viendo su despecho hacia Clary.

El hecho de que hubiesen matado a Max me dolió un poco, y soy consciente de que era un personaje secundario, pero ver cómo Isabelle, la chica fuerte y temeraria, se volvía tan vulnerable, me rompió totalmente el corazón. También hay que destacar que a mí me encanta Isabelle, y haberla visto en ese estado me jodió bastante.
También presenciamos la muerte de Hodge, que no sentí pena en absoluto, pero sí que se me removieron un poco las carnes, ya que era el tutor de los Lightwood, y bueno, en su momento sí fue una buena persona.

No sé por qué, pero la batalla final la recordaba más épica (ojo, que en realidad lo es, pero me la imaginaba más extensa y más bien descrita), pero igualmente la magia de Clary con sus runas es impresionante. No recordaba realmente que el Inquisidor fuese un corrupto que estaba a favor de Valentine, así que cuando lo leí me quedé boquiabierta. También creo que no le presté tanta atención a esta batalla porque ahí estaba Jace, luchando contra Sebastian sin saber siquiera que podía estar con Clary de la forma que él siempre había esperado. Sufrí muchísimo cuando estaban Sebastian y Jace solos, aunque al haberme leído el libro ya sabía como terminaba, pero tenía los sentimientos a flor de piel, incluso más que mi primera lectura.

En definitiva, las relaciones, la ambientación, los nuevos personajes, Sebastian y la batalla final me dejaron con un muy buen sabor de boca, e hizo que se convirtiese hasta el momento en mi libro favorito de esta saga, y bueno, de muchos libros también. Es un libro épico que me gustó muchísimo. 

5/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario

By WO Designs. Con la tecnología de Blogger.